Álvaro del Bosque

Álvaro es hijo de Vicente del Bosque, actual seleccionador de la “roja” española (¡vigente campeona del mundo de fútbol!) y Álvaro tiene síndrome de Down. Como este verano pasado me quedé con ganas de escribir sobre padre e hijo aprovecharé para hacerlo hoy a raíz de que el seleccionador presentara a finales de la semana pasada el cava oficial de la selección, una variedad de las Bodegas Lar de Barros en Almendralejo (único municipio extremeño con denominación de origen “cava”) que destinará parte de las ganacias a la Fundación Síndrome de Down de Madrid. La Fundación utilizará los fondos para sufragar parte de la construcción de un Centro de Atención Integral para Adultos con discapacidad inteluctual y sus familias (CAIA) que estiman estará construido a mediados del 2011.

Y ahora la historia de Álvaro que no conté este verano.

Álvaro es el segundo hijo de Vicente del Bosque y su esposa Trini. “Al principio lloramos mucho”, declaró Vicente a la escritora Gemma Herrero para su libro “39 historias solidarias alrededor del deporte”, pero “ahora cuando miro atrás pienso ‘qué gilipollas fuimos’”, recogía El País en un artículo. Y en 2003 declaró a ABC (pdf) “Al principio fue muy duro, me decía por qué me va a tocar a mí y no a otro. Una situación así en casa, a diario, te hace relativizar las cosas. Te hace más sensible. Nos da tranquilidad. Es una bendición para todos”.

Más recientemente Vicente del Bosque relata en el libro ‘Los secretos de La Roja‘ escrito por Miguel Ángel Díaz, periodista de Radio Marca, que su hijo Álvaro le pidió durante un partido antes del Mundial de Sudáfrica pasar al vestuario de la selección para conocer a los jugadores. Su padre le negó el deseo pero a cambio Álvaro consiguió arrancarle la promesa de que si la selección española lograba hacer un buen papel y realizar un paseo por la ciudad de Madrid, le permitiría estar presente entre los jugadores.

Y así fue como Álvaro apareció entre la selección al día siguiente de proclamarse ésta campeona del mundo. Estuvo presente en el Palacio de la Moncloa donde de la mano de Iker Casillas levantó la copa vistiendo una camiseta azul de España con el número 6 con el nombre de su padre estampado. Álvaro se la pasó entonces a Xavi, al parecer su jugador favorito. Y a partir de entonces pudimos verle disfrutando en el autocar de la selección que se paseó por Madrid.

Ese día me llamaron la atención tres cosas. En primer lugar que prácticamente nadie supiera hasta poco antes de la final que Vicente del Bosque tenía un hijo con síndrome de Down, después el contraste de ver a Álvaro junto a Rodríguez Zapatero y  por último la actitud de diferentes jugadores para con Álvaro mientras disfrutaban de lo que probablemente era uno de los días más felices de sus vidas, especialmente Xavi Hernández que le abrazó efusivamente en diferentes ocasiones. Lo cierto es que me emocionó y creo que a lo largo de los años, junto a la imagen del gol de Iniesta (y su dedicatoria a Dani Jarque) mientras saltaba con mi hermano en el salón de casa, ¡probablemente sea de lo poco que recuerde sobre el Mundial! Bueno, venga… y el beso de Casillas a Sara Carbonero también… 🙂

Buena semana a todos.

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 10 comentarios

Responder