4 años después

Hoy hace cuatro años que Anna fue intervenida a corazón abierto en uno de los días más especiales de toda mi vida. Recuerdo como si fuera ayer cómo acampamos en el sótano del hospital y cómo toda nuestra familia y amigos más cercanos (a excepción de mi hermana que a la pobre le cogió trabajando en México) nos arroparon hasta que 11 horas después de despedirnos de Anna volvimos a verla al salir del quirófano.

A veces me preguntan cómo vivimos esas horas, si estábamos angustiados o si fueron difíciles. Lo cierto es que aunque evidentemente hubiéramos preferido que Anna hubiera nacido sin su cardiopatía (el 50% de los bebés con síndrome de Down nacen con afectaciones cardíacas) y no estar en quirófano, fue una de esas situaciones de la vida donde tener fe te ayuda a descansar y tomarte las cosas con la certeza de que están bajo control. Fue de esa manera que pasamos muchas horas sin tener noticia alguna hasta que el cardiólogo de Anna, el Dr. Betrián nos dio un informe a primera hora de la tarde. Pero no fue hasta pasadas las ocho de la noche que hablamos con el cirujano, el Dr. Miró y pudimos verla haciéndole un pasillo de honor en su camino hacia la unidad de cuidados intensivos.

A veces cuando veo a Anna correr arriba y abajo cuatro años después pienso en cómo aquellos cirujanos y el resto de profesionales que cuidaron de ella, permitieron a Anna volver a nacer aquel 11 de abril de 2007. Difícilmente podré olvidar ese día y menos aún ese mes, ¡puesto que cinco meses después llegó la primera hermana de Anna para recordárnoslo para siempre!

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 9 comentarios

  • Alba Arroyo dice:

    ¡Esta semana hace cuatro años que empecé a seguiros! ¡Parece mentira cómo ha pasado el tiempo! Anna tan sólo era un bebé… recuerdo con intensidad como tantísimos intercedimos por vuestra hija, fue algo muy impactante.

    ¡Felicidades por este cumpleaños!

  • Joni dice:

    ¡Feliz aniversario!
    Ojalá nadie tuviera que volver a ir de ‘acampada’ a aquella sala.

  • David dice:

    Hola JL y MA! Me alegro que ese día le devolvieran la vida a Anna. Me hubiera gustado estar con vosotros, no sé por qué no estuve allí. Pero os envío mi cariño a todos. Hasta pronto!

  • eva dice:

    ay, por dios, qué recuerdos me has traído a la memoria. También quedan pocos días para el primer aniversario del arreglo del motorcillo de Galder. Me has recordado esa angustia, ese pensar para qué le opero si él está “bien” (su problemilla era más sencillo que el de Anna) esa familia, tíos, primos al completo en la sala de espera, esas 6 horas de morderte las uñas…Esa primera vez q entras en la uci y le ves con mil máquinas dispuestas a saltar si es necesario…Pero a la vez recuerdo esa llegada a la uci al día siguiente y encontrarle sonriendo, dispuesto a comerse un puré y casi se te olvida lo pasado.

    JL ambos tenemos el motor de nuestros peques ya arreglados! parece increíble… y qué rápido se recuperan, qué rápido pasa el tiempo y qué energía tienennnnnnnnnnnnnn jajajja
    Un besito

  • Tito Pep dice:

    Uff que recuerdos… y vaya invasion hicimos de la sala de espera, gracias sean dadas a Dios por cuidar tanto a Anna y darnos tanta paz!

  • Tito Membri dice:

    Creo que fue al día siguiente cuando me acerqué al hospital, como mucho dos después. Allí estaba su abuela. Y lo que más me soprendió fue comprobar lo “fuerte” que estaba Anna. Parecía mentira que uno o dos días antes la hubieran operado a corazón abierto… Muchos besos para todos! Os quiero mucho! ABbbb

  • isabellpazos dice:

    JL:
    Me hicíste acordarme del día que nació Sara; y también la operaron de emergencia (pero No del corazón). Pero este es el blog de Anna, y hablaremos de ella.
    Me imagino que angustia! Y no cabe duda que CÓMO ayuda la familia, los amigos y la fe, en esos momentos. Qué bueno que Dios estuvo ahí también y; a seguirle agradeciendo el milagro de la vida.
    Quiero decirles que, Sofi la mejor amiga de Sara (con la que sale en muchos videos y fotos); está operada del corazón, ya tiene 10 años y, una fortaleza!, salud y condición, ¡envidiables! Como seguramente siempre la tendrá Anna.
    Un abrazote!

    • JL dice:

      @isabellpazos: Gracias por tus amables palabras. Y tranquila, aquí no solo hablamos de Anna y todas las experiencias y historias son más que bienvenidas. Un abrazo.

      @Tito Membri: No solo estuviste allí ese día… estuviste en el más significativo de su vida cuando solo tenía 5 semanitas y encima lo inmortilzaste!!! 😉 ABb de vuelta.

      @Tito Pep: Ya te digo, me apodasteis “el patriarca”, ¡no sé si te acuerdas! jejeje

      @Eva: ¡No me hables de energía! ¡Podían haber dejado un poco de la de Anna atrás! 😉 Y sí, el tiempo pasa volando… Un beso.

      @David: Tranqui, sé que estás allí en cualquier momento, ¡y eso ya es mucho decir! ¡Cuídate mucho!

      @Joni: Gracias y 100% de acuerdo.

      @Alba Arroyo: ¡¡Gracias por ser una fiel seguidora!! 😉

  • Laura dice:

    Hola, me ha gusta un montón tu escrito.
    Yo también soy una persona mas, operada del corazón.
    Hoy exactamente haces 2 meses que salí de ese quirófano, a mi me opero el Dr. LLuis Miró en el vall d’hebron, es mi segunda operación la primera fue hace 3 mese que me hicieron un cateterismo y no pudieron continuarlo porque me encontraron otro agujero, a medida que he ido leyendo tu escrito me acordado de todo lo que he pasado y lo que ha pasado muy familia. Da gusto ver a gente orgullosa de que le han echo, porque yo cuando me fui del hospital me lo quedé mirando y dije adiós, gracias :), mi madre me decía pues si que le has cogido cariño y le conteste si porque me ha curado.
    En el hospital he echo muchas amistades y la verdad que son aquellas que duran mucho porque has vivido lo mismo que ellos.
    Muchas gracias por existir gente como tu.

Responder