Conociendo a Paloma, voluntaria de Iberdown Extremadura

Muchas asociaciones se nutren de personas voluntarias que donan su tiempo o recursos a favor de las personas que desde ella se atienden. En este video Iberdown Extremadura nos presenta a Paloma Romero, ¡que ayuda de forma altruista a los terapeutas y colabora con actividades de ocio y tiempo libre!

¡Si te gusta el blog de Anna te animo a seguir adentrándote en el mundo del síndrome de Down brindando algo de tu tiempo a la asociación o comunidad más cercana a tu casa!

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 10 comentarios

  • Jesús dice:

    Esta es una entrada dedicada a Javier, y a todos los pequeños especiales como él.

    http://instantesquesecruzaneneltiempo.blogspot.com/2011/10/unicos.html

    Gracias por ser único!!

  • Educadora dice:

    Hola buenas noches! quería expresar mi opinión sobre el voluntariado en educación especial.

    El voluntariado quita puestos de trabajo.

    Las actividades de la vida diaria, autonomía personal.
    ocio y tiempo libre… deben ayudar a trabajarlos profesionales preparados para ellos no voluntarios aunque tengan formación en esto.

    Para eso están los Integradores Sociales & anteriormente los Educadores de Disminuidos Psíquicos (el término era así del título).

    Una comida para un colegio de educación especial o asociación ¿quién la hace un voluntario cocinero o un
    cocinero profesional?

    En verano hay miles de ofertas que piden voluntarios
    para trabajar grati$ con chicos con discapacidad mientras para trabajar con niños sin discapacidad te pagan & bastante.

    Así nos va en lo social que nos llena más el corazón que el bolsillo trabajar en esto pero con el corazón no pagamo$ el alquiler, yo al menos no.

    Menos voluntarios & más profesionales que hay muchos
    en paro por culpa de los voluntarios.

    Me encanta vuestro blog, un abrazo familia.

    • JL dice:

      @Educadora: ¡Hola!

      Entiendo tu punto de vista. Creo que hay que encontrar un equilibrio por eso, ya que la labor de los voluntarios también significa una reducción de los costes que de lo contrario al final siempre repercuten en el bolsillo de los padres y familiares.

      Desde luego lo que creo es que un voluntario ha de estar preparado para la labor que se le encomienda y que hay que dejar a los profesionales trabajar en ciertas áreas que no son para voluntarios.

      ¡Un abrazo y gracias por seguirnos!

  • Profesor dice:

    Yo estoy de acuerdo con Educadora. También soy profesor. He encontrado esta entrada buscando “el voluntariado quita puestos de trabajo” en Google (parece ser que más gente lo había buscado ya pues salió en las sugerencias), ya que me indigné el otro día, cuando apareció un anuncio pidiendo voluntarios para un trabajo del que yo hice hace unos años remunerado en el ámbito educativo y que ahora se ofertaba para voluntarios. Advertí a aquellas personas que yo había cobrado por ese trabajo y que si lo aceptaban se estaban aprovechando de ellos. A quienes anunciaron esta iniciativa no les gustó que les hiciera frente y acabaron por borrar el anuncio, no sé si al final habrán encontrado profesor voluntario (GRATIS) o no, pero al menos les he puesto las cosas más difíciles y creo que esto deberíamos hacer con todas las ONGs y demás en las que hay gente que sí cobra sueldos pero luego buscan gente que haga las cosas gratis, cosas que en muchos casos requieren formación.

    @JL: Lo que hay que exigir son políticas sociales para que ese trabajo sea remunerado sin que recaiga sobre los padres, porque para pagar a la Familia Real, la Iglesia o los desmanes de banqueros (Bankia) y gestores de Cajas de Ahorros sí que hay dinero y bastante más del que se necesita para atender a estas personas. Claro, que para esto también tenemos que mentalizarnos y votar a partidos que promuevan estas iniciativas. Sin embargo ellos nos dicen que por ejemplo, no hay dinero para cuidar de las personas con discapacidad y es mentira. Esto es lo que tenemos que exigir a nuestros políticos desde un punto de vista crítico y desde las urnas y no ir por la vía fácil pidiendo que la gente trabaje para nosotros gratis. Opino que el voluntariado, aunque seguro que presta un servicio magnífico, es uno de los mayores engaños de nuestra sociedad actual donde se ensalzan valores muy nobles como la solidaridad y el ayudar a los otros, pero cuando no se entiende el contexto económico esto solo sirve para precarizar el mercado laboral.

    España ha pasado a ser una economía de servicios y el que haya más o menos carga de trabajo para contratar gente para estos servicios tiene influencia en los sueldos y en el paro y quien no entienda los conceptos de oferta/demanda para el mercado de trabajo (sí, también es un mercado), debería darse una vuelta por la Facultad de Económicas. Desgraciadamente muchas personas que estudian en las Facultades de Humanidades y Educación, potenciales voluntarios, no han sido educados para comprender el mundo laboral y saber defender sus intereses y algunos viven en el mundo de la piruleta. Con un 25% de paro en España no nos lo podemos permitir.

    Aquí nadie habla de supersueldos, pero qué menos que para que la gente pueda pagar su alquiler, la comida, la ropa, cotizar para tener una pensión, tarjeta sanitaria o pagar a una persona si por ejemplo sus familiares enferman y no pueden hacerse cargo de ellos, etc. Porque cuando estos voluntarios no tengan acceso a estos derechos, probablemente nadie va a hacer nada por ellos. El voluntariado en estos casos siempre quita puestos de trabajo, no es cuestión de equilibro entre voluntarios y no voluntarios, es una cuestión de respeto de los derechos básicos de quienes hacen algo por ti. Desgraciadamente tenemos una visión muy negativa del dinero, asociado al materialismo, pero en estos casos el dinero es lo que hace que se cumplan estos derechos para estas personas.

    Los voluntarios no se dan cuenta de que el que para que ellos puedan sentirse orgullosos de su labor haciendo cosas gratis y contándoles a sus familiares y amigos lo buenas personas que son, están mandando a otras personas al paro, las cuales a lo mejor tienen que ir a Cáritas a comer… y a lo mejor allí también está el mismo voluntario que los ha mandado al paro para darle de comer y puede irse a casa con la conciencia tranquila de la magnífica labor que está realizando en la sociedad.

    A aquellas personas que tienen la vida resuelta porque ya tienen trabajo, viven de prestaciones del Estado, su pareja los mantiene o son ricos, les recomiendo que la mejor obra que pueden hacer es no hacer voluntariado para que alguien pueda hacer esa actividad para la que existe una demanda cobrando y salir del paro. Quienes hacen voluntariado pueden hacer otras cosas en su tiempo libre que les enriquezcan como pasar más tiempo con su familia o aprender nuevos hobbies (incluso pueden contratar a alguien para que les enseñe algo y contribuir a que esa persona pueda tener una vida digna). El dinero no lo es todo, pero es necesario para tener una vida digna.

    • JL dice:

      @Profesor: Me cuesta decidir si estoy plenamente de acuerdo contigo o no… ¿consideras lícito ser voluntario en por ejemplo un comedor social? ¿u ofreciendo tu tiempo para un casal/actividad de niños desfavorecidos cuyas familias no podrían pagar por una actividad ofrecida por una empresa con ánimo de lucro? ¿Debieron quedarse en su casa las miles de personas que se desplazaron de todo el país para limpiar el chapapote del Prestige? ¿O los cientos de miles que donaron su tiempo en todo el país tras los ataques en EEUU el 11-S-2001? Como todo en la vida creo que es complicado posicionarse… Si lees esto me encantaría volver a “escucharte”. Saludos.

  • Profesor dice:

    Hola JL,

    Buen mensaje, efectivamente no todo es blanco o negro. Para mí lo del comedor social está a otro nivel ya que la comida procede a menudo de donaciones de otras personas (ya hay un gesto altruista) y quien sirve la comida simplemente hace que esta llegue a quienes lo necesitan. Aquí habrá quien opine que se debería hacer o que no se debería hacer, personalmente no lo veo mal porque parte del gesto altruista de quienes dan la comida.

    En cambio en los trabajos que comentaba como lo de “profe gratis” se le está pidiendo a un profesional que trabaje gratis. En estos casos hay entidades bancarias que lavan su imagen con el trabajo de voluntarios y ONGs que piden voluntarios pero quien los busca trabaja con una nómina para esa ONG. Suelen apelar con anuncios a las emociones para que la gente participe en estos montajes.

    Para lo del casal para niños desfavorecidos creo que a quienes trabajan ahí se les debería pagar, que para eso pagamos impuestos. No puede ser que paguemos los desmanes de políticos y banqueros en un sistema con servicios sociales y luego no haya para este tipo de iniciativas. O que pongan la amnistía fiscal para que los ricos evadan impuestos a su gusto y los demás tengan que trabajar gratis para la sociedad porque no hay dinero con tanta evasión fiscal.

    Respecto a situaciones como Prestige o el 11S son situaciones puntuales que desbordan la capacidad de un país. No creo que haya ninguna empresa o servicio público o privado que esté listo para hacer frente a estas situaciones. Son eventos aislados, imprevisibles y de gran escala (si este tipo de situaciones sucedieran a menudo habría que tener gente preparada y remunerada igual que tenemos profesionales como los bomberos para cuando hay un incendio). En cambio, los niños desfavorecidos no aparecen de la nada, es algo que ya conocen los servicios sociales de la zona y Hacienda sabe perfectamente dónde están las rentas más altas o más bajas, así como el INEM sabe dónde hay más paro. En este sentido la demanda es más o menos predecible.

    Me alegra el tono de tu respuesta, porque cuando se opina sobre esto parece que uno fuera un desalmado por querer que le paguen por su trabajo y por protestar contra lo que supone una competencia desleal contra su profesión en un panorama en el que falta trabajo. La razón de esto es que nadie que necesite comer puede competir con lo que es gratis para hacerse un hueco y tener una vida digna. Además de los niños favorecidos que no pueden pagarse una actividad extraescolar también hay que pensar en los adultos que tienen que comer y poder pagar un alquiler o hipoteca, que también son parte de la sociedad y que las personas tengan un lugar para vivir y comida creo que debe estar por encima de las actividades extraescolares de niños.

    Saludos.

    • JL dice:

      @Profesor: Hola, te agradezco tu último mensaje y por supuesto también tu tono 🙂 Gracias por hacerme ver el tema desde otra perspectiva. Un saludo.

  • Ana dice:

    Hola JL, Profesor y Educadora:

    Como mamá de una nena con SD (como JL), mi opinión se contradice; me explico.

    Por supuesto hay que pagar por servicios profesionales, está claro que un educador de personas discapacitadas tiene que recibir un sueldo justo, al igual que un profesor de refuerzo, y por lo que veo – ya que el papá de Silvia es educador social -, muchas ONGS, fundaciones, etc. buscan no tener que pagar (o pagar una porquería)

    Pero por otro lado, también tenemos que ver la otra parte de la ecuación: muchos padres no pueden pagar ese refuerzo, no podrían dejar a su hij@ en un programa de ocio o respiro familiar que haya que abonar, y muchas de esas actividades ahora las hacen voluntarios sin coste para estas familias.

    Qué podemos hacer para contentar a todos? La solución se presenta compleja, y más ahora que están eliminando todas las ayudas sociales a los colectivos. Han empezado por los inmigrantes, pero yo no sé si Silvia cumplirá 6 años sin que le quiten la Atención temprana y nos la hagan pagar 🙂

    Nosotros aún no hemos hecho uso de los servicios que sé que prestan voluntarios, pero en el caso de necesitarlos, los usaremos. Y posiblemente nosotros también seamos voluntarios para ayudar a otros. Pero intentaremos no ocupar el lugar de un profesional, ya que nosotros no lo somos.

    Lo dicho, qué complicado!

    un saludo para todos.

    • JL dice:

      @Ana: Así es Ana, es un tema complejo y donde parece que se debe llegar a un término medio y respetar la postura de cada uno. Yo incluso conozco a alguien que participa en una red de “conocimientos” y que cuando aportas “x” horas a la comunidad tienes “x” horas de crédito para usar de otra persona de la red… y puede haber desde personas que enseñan informática hasta personas que sepan reparar fugas o hacer pequeños arreglos en casa. ¿Resta esto trabajo al fontanero del barrio y a la tienda de informática? Pues sí, pero me temo que si el panorama económico sigue su linea actual, cada vez van a surgir más iniciativas como ésta.

      Por cierto, a Anna le “invitaron” a abandonar la atención temprana a los 4 años… no llegó ni a los 6 que marca la ley.

      Abrazos.

Responder a Profesor Cancelar respuesta