Tim Harris tiene 25 años y es dueño de un restaurante en Albuquerque, Nuevo Méjico.

En el 2004 comenzó sus estudios en la Eastern New Mexico University graduándose en el 2008 en servicios de hostelería y combinando sus estudios a la vez que trabajaba en diferentes restaurantes.

Durante el 2009/10 Tim vivió embarcado con sus padres y viajando por las Bahamas, zona en la que Tim fue reconocido como un excelente marinero y pescador.

La familia Harris, como emprendedores que son, buscaba una manera de ayudar a labrar el futuro de Tim al igual que habían hecho con sus hermanos. Durante sus años de instituto Tim trabajó en un restaurante de Albuquerque y aprendió mucho sobre cómo recibir y dar la bienvenida a los clientes, muchos de los cuales logró fidelizar. Al observar sus padres el efecto que Tim tenía sobre los clientes emergió la idea de que Tim pudiera ser propietario de su propio negocio. A lo largo del 2010 la familia de Tim cerró el contrato de alquiler de un local que posteriormente se reformó y contrataron los servicios de un director general. Así nació Tim’s Place, un restaurante donde además de poder desayunar y comer, se sirven los abrazos especiales de Tim.

A Tim le encanta el basket, el volley, el poly hockey (hockey adaptado), el atletismo y el golf. Ha ganado docenas de medallas de oro en los Special Olympics.

De nuevo un ejemplo más de cómo las personas con síndrome de Down, con los apoyos necesarios, pueden romper todas las barreras que hasta ahora el mundo les ha puesto por delante.

Actualización 5/3/2012 – Añado otro video sobre “Tim’s Place”:

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 3 comentarios

Responder