Primera carrera popular

Durante el puente de inicio de mes Anna y Abril participaron en la primera carrera popular de su vida. Se trataba de un circuito circular de 500m. y poco podía imaginarme el día que las inscribí que acabaría siendo un día tan emocionante.

Las carreras para los niños tenían lugar a partir de las 11h de la mañana tras la de adultos que no corrí por el tema logístico de ir preparando a las niñas e irlas mentalizando sobre la carrera 🙂 Y digo mentalizándolas porque antes de llegar a la zona de salida Anna ya me estaba diciendo que le dolía la barriga. Es su recurso #1 cuando no quiere caminar y si cada vez que nos lo dice fuera cierto ¡¡tendría serios problemas gástricos!!

Durante el camino hacia el punto de salida nos encontramos con la familia con la que habíamos quedado, también dos hermanas. Bueno, debería corregir… De hecho fue Anna los que los vio porque yo en ese momento le estaba haciendo fotos gracias a lo cual pillé a Anna lanzándoles desde la distancia este gesto de complicidad, como si de repente hubiera decidido que sí iba a caminar y después correr.

De camino a la meta hablamos con todas las chicas y les remarcamos el circuito pero Anna de nuevo no parecía muy convencida. Y lo estaba menos aún cuando llamaron a la categoría a la linea de salida. De hecho hacía todo lo posible para salirse de la linea de meta y pasar por debajo de la valla lateral para colocarse como una espectadora más. Finalmente le convencí a base de decirle que correría a su lado y así fue como tras la salida disparada de todo el resto de niñas ¡partimos los dos juntos!

Anna corrió los primeros 30m. y se paró en seco. ¡Me decía de nuevo que le dolía la barriga y que quería descansar! A partir de allí combinamos trozos caminando con momentos corriendo y de nuevo más paradas. Eso hizo que quedáramos rápidamente rezagados desde el principio de la carrera y que cuando apenas llevábamos la mitad del recorrido ¡veíamos a las primeras niñas venir en sentido contrario hacia nosotros! En ese momento me crucé con José de Athletic Events, el organizador de la carrera, y le pregunté si habría algún inconveniente en darnos la vuelta en cuanto hubieran pasado las últimas chicas, a lo que me contestó que ninguno en absoluto cosa que además de permitir a Anna correr en una categoría inferior le agradecí mucho.

Así que eso hicimos, esperar a que nos rebasaran todas… y cuando nos dimos cuenta resultó que con quien íbamos a engancharnos al final de la carrera ¡eran Abril y las dos amiguitas! Cuando Anna reconoció a su hermana y amigas salió disparada y corrió como no lo había hecho hasta entonces… El problema es que como se puede ver en la siguiente foto, ¡lo hizo en sentido contrario a la carrera!

Una vez Anna invirtió su sentido yo me había quedado muy alejada de ella y fue el abuelo de nuestras amigas (que junto a Abril habían rebasado a Anna) el que comenzó a correr junto a Anna.

En este momento todas las niñas excepto Anna habían completado la carrera y solo quedaba ella por entrar. El fotógrafo oficial de forma espontánea decidió unirse a Anna también y así fue como Anna recorrió los últimos 50m. de la carrera, con todos los espectadores aplaudiendo y vitoreándole.

La verdad es que fue un momento muy emocionante. Yo estaba tirando fotos y oía a todo el público mientras observaba la cara de felicidad de Anna. A todo esto una señora a mi lado le dijo a su amiga, “mira, mira la niña qué bonita, ¡entrando con sus dos abuelos!” Fue divertidísimo porque claro, ¡ninguno de los dos era realmente su abuelo y uno de ellos ni siquiera lo conocíamos!

Y así fue como Anna y Abril completaron su primera carrera popular junto a sus dos amigas. ¡Un día que no olvidaré jamás!

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 9 comentarios

Responder