Estudio – Evaluación de la calidad de la voz en mujeres con síndrome de Down

Recientemente conocimos a Zeltia Martínez, que con la colaboración de la Fundación Catalana de Síndrome de Down publicó recientemente una tesina de Master bajo el título “Evaluación de la calidad de la voz en mujeres con síndrome de Down mediante la escala GRBAS” (pdf).

Leyendo el estudio he estado pensando como Anna tiene una voz muy característica. Es sin lugar a dudas más grave y áspera que la de la mayoría de niñas de su edad. Según los expertos y lo que la misma Zeltia apunta en su estudio esto se debe a ciertas características fisiológicas de las personas con síndrome de Down. Y curiosamente la protrusión lingual, según había leído también en el pasado, se debe no necesariamente a un tamaño de lengua más grande si no entre otros factores a una cavidad orofacial más pequeña de lo habitual.

En el pasado Zeltia formó parte de Down Málaga como logopeda. Allí observó que algunas de las personas con síndrome de Down con las que trabajaba tenían patologías auditivas y vocales no diagnosticadas lo que llevó a iniciar el estudio en el que se sintetizó la voz de 11 mujeres con síndrome de Down y que confirmó las características especiales de roquera, aspereza y nasalidad que tienen las voces de las personas con síndrome de Down. El estudio deja claro que es solo una primera aproximación a lo que se podría seguir investigando pero que supone una primera incursión en este terreno desde los años 90 y una nueva vía de ayuda a logopedas en sus diagnósticos e intervenciones.

¡Gracias Zeltia por tu iniciativa y trabajo a favor de las personas con síndrome de Down! ¡Un fuerte abrazo!

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 7 comentarios

  • Rafa Aparisi dice:

    Aunque conozco bastantes niñas que no tiene estas características, muchas otras entre ellas mi hija de 16 años sí que coinciden en todos los rasgos que comenta el estudio.
    Desde aquí destacar la importancia de la atención logopédica en las personas con SD, muchas veces esta atención disminuye o desaparece conforme el niño o niña van llegando a la adolescencia, cuando probablemente sea cuando más la necesiten…
    Un saludo

    • JL dice:

      @Rafa Aparisi: Gracias por aportar tu experiencia Rafa. Estoy de acuerdo en lo que apuntas y lo tendremos muy en cuenta de aquí a unos años, gracias por hacérnoslo ver. Saludos.

  • milagro dice:

    Soy madre de una niña con Sindrome por favor expliquenme esto de la vos ?

  • Zeltia dice:

    Hola: Gracias por publicar este pequeño grano de arena en el BLOG. La labor de información y mediatica que hacéis es maravillosa. Gracias también a todas las personas que lo han hecho posible.

  • Zeltia dice:

    @Rafa Aparisi: es cierto que la intervención logopédica disminuye a medida que avanzan en edad. En mi experiencia lo he visto necesario en la adolescencia, como muy bien señalas e incluso en algunos casos debería de seguir dándose atención y mantenimiento de habilidades comunicativas en personas en las que el deterioro se va haciendo más evidente, independientemente de las causas clínicas que lo generen. Además de que la intervención logopédica trabaja varios factores que afectan al día a día y que en ocasiones no se tienen en cuenta (como la respiración, deglución atípica, habilidades comunicativas, práxias, etc)
    Y es cierto que no todas las personas con Síndrome de Down cumplen todas las características, en algunos casos los rasgos de la voz son casi imperceptibles para los no profesionales. Pero si es cierto y es común a todos los casos que debido a sus diferencias fisiológicas y por lo tanto en las cavidades de resonancia orofaciales, su voz ya tiene unos formantes diferentes, y por lo tanto suena perceptiblemente diferente.
    Muchas gracias Rafa Aparisi. Saludos.

  • Zeltia dice:

    @Milagro: comentas que eres mamá de una niña con Síndrome de Down. Intuyo que estás asociada a algún organismo que trabaje con Síndrome de Down. Desde allí debe haber profesionales que trabajen con el habla y la voz. Si ellos no te han referido nada al respecto no debes preocuparte. El estudio del que aquí se habla solo demuestra que las características de la voz de las personas con Síndrome de Down son diferentes, y la finalidad de demostrar esa diferencia es poder adaptar métodos de evaluación e intervención que mejoren su calidad de vida. Un saludo.

Responder