Seguimiento en la etapa escolar

Una de las novedades en casa este año es que Anna acude una vez a la semana a la sede de la Fundación Catalana Síndrome de Down. Lo hace dentro de un servicio que ofrece la Fundación llamado “Seguimiento en la Etapa Escolar” que por un coste de 55€/mes contribuye al proceso de inclusión de las personas con síndrome de Down durante su periodo de escolarización infantil, primaria y secundaria.

A finales del trimestre pasado junto a la tutora de Anna, el resto de profesionales de la escuela que pasan tiempo con ella y la responsable del EAP (Equipo de Asesoramiento Psicopedagógico que depende de la Generalitat) nos planteamos qué podíamos seguir haciendo por Anna tanto en el colegio como en casa. Una de las conclusiones a las que llegamos es que sería bueno que un profesional que tuviera experiencia con niños con síndrome de Down conociera a Anna para valorar su evolución y ayudarnos a seguir encaminando algunas de las cosas que dificultaban su progreso en la escuela, básicamente algunas muestras de agresividad y desobediencia. Así fue como iniciamos un proceso que incluyó una primera entrevista con una psicóloga de la Fundación, tres sesiones de la psicóloga a solas con Anna y una última a solas con nosotros para recibir su feedback.

De esos encuentros pudimos saber en primer lugar que Anna sigue una evolución bastante común para una niña de 8 años con síndrome de Down, destacando en sus habilidades sociales. A lo sumo su retraso en el lenguaje oral, a diferencia de la comprensión que es muy buena, le haría ir por detrás de la media, pero aún y así la psicóloga nos dijo que Anna iba en la linea adecuada para acabar hablando mejor y más claro. Por otro lado como siempre hemos sostenido, la psicóloga nos confirmó que las muestras de agresividad (empujones o lanzamiento de objetos por ejemplo) no son más que el resultado de la dificultad de Anna a la hora de comunicarse de forma oral con otros niños y que son una consecuencia de la frustración que puede sentir cuando no es comprendida. Por otro lado, la psicóloga nos dejó saber que Anna se encuentra en una edad bastante típica en la que los padres acudimos en busca de ayuda o nuevas ideas y que su recomendación era que Anna pudiera poco a poco conocer a más niños con síndrome de Down (hasta el momento solo ha coincidido asiduamente con otra niña en el cole y con otros esporádicamente fuera) para que comenzara a trabajar el tema de su identidad, que no era bueno dejar dicho paso a los primeros años de la adolescencia o la edad adulta.

Y así fue como, aún y a pesar de lo que supone desplazarse entre semana por una gran ciudad como es Barcelona, acordamos con la escuela que Anna no acudiera un día a la semana a clase por la tarde para hacerlo en su lugar al grupo semanal enmarcado dentro del programa de Seguimiento en la Etapa Escolar de la FCSD. Allí coincide con dos niños y una niña con síndrome de Down a los que ya tiene mucho cariño y con la misma psicóloga que nos atendió hace unos meses, que es la responsable de dinamizar el grupo y moderar las propuestas de identidad, conocimiento y juego durante una hora. Además la psicóloga está en contacto con la tutora de Anna y ya ha acudido en una ocasión a hablar con ella y el resto del equipo de educación especial que apreciaron especialmente su visita y la visión sobre el síndrome de Down que les pudo aportar. La psicóloga también está disponible para dirigirse a todo el claustro de modo que todos los profesionales de la escuela se beneficien del conocimiento que puede aportar así como a los compañeros de clase de Anna en forma de una dinamización de grupo, con lo que al final la presencia de Anna redunde en un beneficio no solo para ella si no para toda la comunidad escolar.

 

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Siguiente entrada

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 8 comentarios

  • Amaya-Haizea dice:

    Hola familia, claro que Anna es un beneficio para el colegio!!!!!!
    Anna es una campeona y pronto esos problemas de agresividad irán a menos.
    Muchos besos

  • Víctor dice:

    Mi hijo también empezó a ir a la Fundación más o menos a esa edad, porque hasta entonces apenas había tenido contacto con otros chicos con síndrome de Down. De eso hace cinco años y sigue yendo, o sea que estamos bastante contentos. Sí, también montaba numeritos en el cole, consecuencia de esa dificultad de hacerse entender que comentas y pienso que también del ir descubriendo una realidad sobre él que no le gustaba.
    Aún, a veces, me pregunta por qué “es” síndrome de Down. Yo le digo que él únicamente “es” Martí, y que entre sus muchas características está también esta. No se si lo dejo muy convencido con mi argumento. Pero bueno, tampoco es que se pase el día amargado por esto ni mucho menos, y creo que el trabajo de autoconocimiento que hacen en la Fundación le ha servido de mucho. Además, los numeritos, por suerte, prácticamente han desaparecido.

    • JL dice:

      @Víctor: Gracias Víctor, oír las experiencias de otros es una de las mayores ventajas de intentar mantener el blog al día. Un abrazo.

  • raquel dice:

    hola,yo tengo un hijo con sindrome ded down de casi 10 años,se llama Iker.
    Iker acude dos veces por semana a la fundación sindrome de down del Pais Vasco,llevamos llendo desde que tenia 2 meses,no solo le ayudan a el en su proceso, de llamemosle maduración,para nosotros como padres ha sido una gran ayuda.
    Ellos de este”proceso”saben mucho mas que nosotros y gracias a ellos hemos descubierto cosas que nos hubiera llevado mucho tiempo descubrir.

  • Úria dice:

    Buenas noches, soy una chica de 31 años de Barcelona, este año finalizo el grado de educación primaria y me estoy especializando en atención a la diversidad.
    Para hacer mi trabajo final de carrera he decidido trabajar sobre las NEE que se les ha de ofrecer a los alumnos con Síndrome de Down y como trabajan las escuelas ordinarias con ellos para que tengan una educación de calidad,éxito y inclusión. Para ello necesito encontrar escuelas ordinarias donde acudan niños con síndrome de down.

    Os dejo mi email por si me podeis dar algún tipo de información: thebesturi@hotmail.com.

    Muchísimas gracias.

Responder