El ecuador en la escuela

En junio Anna acabó segundo[1] lo que significa que cierra una nueva etapa de su paso por la escuela ya que en septiembre pasará al ciclo medio de la educación primaria.

La escuela donde Anna acude cada día junto a sus hermanas es un referente histórico en la zona en cuanto a la inclusión de niños con necesidades educativas especiales. Cuenta con un largo recorrido desde su inicio como escuela privada a mediados de la década de los setenta, pasando por un modelo de concierto estrechamente vinculado al movimiento de renovación pedagógica que vivió Cataluña durante aquellos años para a finales de los ochenta integrarse en la red de escuelas públicas catalanas. La experiencia acumulada y las ganas de seguir en esta línea que demuestra la escuela, su dirección y el profesorado que ha tenido Anna hasta ahora son innegables.

En contraste con lo anterior lamentablemente a día de hoy no podemos decir que desde las altas esferas del Estado el sistema educativo esté funcionando en favor de Anna (o sus hermanas). Los niños de nuestro país están sufriendo inexplicablemente medidas de contención de gasto público provocadas por la situación económica a la que nos hemos visto abocados en los últimos años. Por poner un ejemplo la escuela de Anna tenía hace más de una década una dotación original de dos personas en una USEE[2] para cinco alumnos, un ratio de 2 alumnos y medio por profesional. A día de hoy la dotación está reducida prácticamente a una persona… con el doble de alumnos asignados, lo que equivale a recortar el ratio a una cuarta parte.

Afortunadamente como en tantos otros aspectos de la vida son las personas por encima del propio sistema las que marcan la diferencia. Cada uno de los profesionales que ha tenido algo que ver con el progreso de Anna en la escuela desde el primer día que entró se ha desvivido por verla avanzar. El curso pasado no fue diferente con la ventaja añadida de que quien había sido su tutora en el ciclo infantil durante dos cursos es ahora la responsable de la USEE, de la adaptación curricular de Anna y de coordinar junto a su tutora todo su horario. Horario que el curso pasado a sugerencia de la escuela incrementó el número de horas que Anna pasa fuera de clase. No fue una decisión fácil dado que durante las últimas tres décadas profesionales y familias han demostrado que en términos generales el niño con síndrome de Down donde más progresa es en el aula ordinaria junto al resto de sus compañeros. ¿Por qué accedimos a ello entonces? Pues porque Anna es una niña muy activa que demanda muchísima atención de todo aquel que cree que puede proporcionársela (adultos y compañeros por igual) sin que exista un recurso para ella que le acompañe de forma permanente durante todo su tiempo en el aula para reconducir su atención y conducta cuando es necesario[3]. Creímos por tanto que era mejor llevar la balanza hacia menos tiempo en el aula con sus compañeros, pero de más calidad, y usar las horas restantes en las aulas de soporte para que recibiera atención más individualizada. Posiblemente haya sido un error por nuestra parte, si soy sincero no lo sé, pero por otro lado intentamos ser realistas, pensar qué es lo mejor para nuestra hija y no aferrarnos a un ideal porque sí.

El hecho de que Anna disfruta en la escuela es el mejor indicador para nosotros. El único momento en el que en ocasiones no le interesa ir es después de comer[4] pero es más una cuestión de cansancio ante la jornada partida tan larga que otra cosa. Siempre expresa con emoción las vivencias que acumula, tanto las vinculadas a la relación con sus maestros y alumnos como las que provienen de las propuestas y actividades que se le formulan. Evidentemente gran parte de ellas se concentran en la lectoescritura y la competencia numérica básica sin dejar de lado conocimientos más generales, el descubrimiento de su cuerpo y sus capacidades.

Su lectura progresa poco a poco. Además de que una plena adquisición de ella proporcionará a Anna una de las herramientas más útiles para el resto de su vida, leer supone una gran ayuda para su gran laguna: la pronunciación oral. Si bien para nosotros es fácil entender a Anna no lo es así para quien no pasa mucho tiempo con ella. Leer le ayuda a vocalizar mejor y a aprender a pronunciar las palabras correctamente. Cada vez lee frases más largas y pequeños cuentos o libros completos, reconociendo todos los sonidos y grafías, indistintamente de si se trata de letra ligada o de palo. También tiene buena capacidad de comprensión independientemente de que al texto le acompañe o no imagenes. Por otro lado su escritura y grafía es buena, pero mejor cuando es espontánea. Poco a poco también comienza a escribir frases sencillas.

En lo que a números se refiere Anna comienza a hacer sencillos cálculos mentales relacionados con la vida cotidiana apoyándose en material manipulativo. Le sigue costando completar en cada ocasión la numeración hasta el 10 pero tiene clara la correspondencia entre la grafía y la cantidad. Definitivamente ésta es un área en la que siento que debemos mejorar, ser más activos y no dejar que quede eclipsada por la lectura y escritura.

Anna también ha progresado mucho en el dominio de su cuerpo durante el último año. Su profesora de educación física es buenísima y ha tenido a Anna desde los cuatro años así que la conoce a la perfección. A lo largo del curso nos comentó que veía a Anna madurar mucho, mostrar un mejor conocimiento y dominio sobre su cuerpo y un gran progreso en la ejecución de habilidades motrices básicas como saltos, desplazamientos, pases, giros… Ahora está consolidando por tanto habilidades que suelen plantearse en la etapa infantil en el rango de los 4 a 6 años.

No puedo olvidarme tampoco de mencionar su participación activa en las clases de inglés donde gracias a que yo y parte de mi familia le ha hablado siempre en este idioma, demuestra una muy buena comprensión oral. Incluso me aventuraría a decir que entiende mucho más inglés que muchos de sus compañeros de su clase ya que en casa entiende prácticamente todo lo que le digo. Y no solo lo entiende si no que poco a poco va afianzando más y más vocabulario que incorpora y utiliza.

Por último destacar también que el curso pasado ha supuesto el último en el que Anna habrá recibido sesiones de logopedia en la escuela. Eran proporcionadas por una profesional del CREDA[5] pero por falta de recursos para atender a todos los niños, priorizan a otros más pequeños que Anna y la hora y media a la semana que tenía adjudicada pasará a la historia.

Y así es como Anna ha pasado el ecuador de sus años en la escuela infantil y primaria. Veremos qué nos depara la otra mitad de estos años que, siendo de nuevo sinceros, siempre he considerado los fáciles.


  1. Por edad le hubiera correspondido haber acabado tercero pero como hizo un año de retención en la guardería comenzó la escolarización un año más tarde.  ?
  2. Unidad de Soporte a la Educación Especial. Unidad creada para dar apoyo en las escuelas que apostaban por la inclusión educativa creando recursos y oportunidades para el trabajo desde dentro del aula. Originalmente dotadas de un maestro de educación especial y un técnico.  ?
  3. Extremo por otro lado cuya idoneidad habría que discutir otro día.  ?
  4. Las escuelas catalanas tienen un horario partido en el que existe la opción de comer en la escuela o volver a casa para ello.  ?
  5. Centro de Recursos Educativos para personas con Deficiencias Auditivas. Un servicio público formado por logopedas y psicopedagogos que trabajan con los profesionales de las escuelas en la tarea de su formación y dando apoyo al alumnado con problemas auditivos graves o permanentes así como con graves trastornos del lenguaje.  ?

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Siguiente entrada

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 8 comentarios

  • Amaya y Haizea dice:

    Hola familia, Anna lo está haciendo muy bien, a partir de ahora os toca una nueva etapa y seguro que os irá muy bien, la lucha continúa ……
    muchos muxussss

  • IreneyUmpaLumpa dice:

    Qué bien volver a saber de Anna y de sus progresos!!! Madre mía… ¡¡¡ya empieza 3º!!! … si cuando entré por aquí la primera vez… no era más que un bebé. En las fotos que he visto, cada día está más guapa…
    La verdad es que vuestra implicación es envidiable y estoy segura de que todo lo que consideréis para ella es porque creéis que es lo mejor.
    Mucho ánimo para el próximo curso.

    Y sí… es una lástima que la educación y la sanidad paguen con el pato de los caprichos políticos. No debería ser así… Afortunadamente hay mucha gente dispuesta a que eso no les sobrepase y a conseguir que todo siga lo más parecido posible aunque requiera más tiempo y esfuerzo.

  • Tito Pep dice:

    Gracias!
    Os queremos

  • Encarna dice:

    Gracias por compartir.
    Besitos

Responder