¡Primer musical!

¡Hace un par de fines de semana Anna y Abril vieron por primera vez un musical! Bueno, más o menos… 🙂 Les llevé de sorpresa junto a MA a ver “El show de Barrio Sésamo – Súper Coco en acción” en el teatro Tívoli de Barcelona. Ahora bien, si soy completamente honesto no sé quién de los cuatro tenía más ganas de ver a Epi, Blas, Triqui (el único e inigualable monstruo de las galletas que ahora también come fruta y verduras), Conde Draco, Elmo, la Gallina Caponata y compañía… 🙂 Vamos, ¡que no tengo tapujos a la hora de admitir que soy un fan incondicional de todo lo relacionado con la genial factoría de Jim Henson!

El show es una producción que recorre ciudades de todo el mundo (ahora mismo están en Tenerife), dura 90 minutos incluyendo el intermedio y está diseñado para entretener desde los más pequeños hasta niños más mayores. Sigue una pequeña línea argumental pero su fuerte se basa en las canciones fórmula Barrio Sésamo (números, letras, aptitudes y actitudes…) que captan la atención de los pequeños y les animan a participar siguiendo la música o haciendo gestos y palmas.

En cuanto a nuestra experiencia personal la verdad es que tuve mis reticencias sobre si incluir o no a Abril en el plan y a posteriori me alegré mucho de sí haberlo hecho. Nada más llegar a la entrada del teatro tanto las luces como el bullicio le llamaron mucho la atención y junto a Anna comenzaron a investigar todo lo que veían a su alrededor en el vestíbulo. Después, una vez sentados siguieron entretenidas hasta el inicio del espectáculo, momento en el cual Abril quedó completamente absorta y no desprendió ojo hasta el intervalo pero a Anna le entró mucho pánico al oír la música, ver las luces y los muñecos tan grandes. Nos costó unos quince minutos que se calmara explicándole que no pasaba nada, que no iban a acercarse más y que cantara o hiciera palmas. Y así poco a poco se relajó y comenzó a pasárselo muy bien, ¡aplaudiendo efusivamente al final de cada canción! A partir de allí uno de los mejores momentos fue ver cómo Anna entendió lo que estaba pasando en una canción en la que hablaban de la importancia de la higiene dental y se giró hacia nosotros haciendo el gesto que usamos para decir que vamos a lavarnos los dientes. Es uno en el que hace como si los estuviera frotando con el cepillo acompañado del sonido comodín que usa junto a muchos otros gestos (una especie de gruñido) y apuntando hacia el escenario con la otra mano. Fue genial verle la cara al haber asociado lo que veía con una rutina diaria y la expresión de su cara como diciendo “Papa, ¡hay que lavarse los dientes! Mira, ¡ellos también!” Todo ello sin mediar una palabra, pero haciéndose comprender perfectamente.

En cuanto a la reacción inicial de Anna nos recordó a cuando intentamos que se acerque a Papá Noel, los Reyes Magos o cualquier otro personaje que le parezca “raro”. En el momento que se acerca, o se ve demasiado expuesta, pasa miedo ¡y busca cómo batirse en retirada lo más rápido posible! Ello me hace reflexionar sobre el mundo de los niños, cómo sus percepciones pueden ser tan distintas a las nuestras y lo importante que es no forzarles a nada con lo que no estén cómodos o a gusto en este sentido. La verdadera lástima es que ello me impide de momento llevarles a EuroDisney… 🙂

En definitiva, una tarde divertida en la que nos lo pasamos genial, aprendimos cosas nuevas ¡y disfrutamos los cuatro juntos!

Suscríbete a El Blog de Anna

Recibe un correo con cada nueva entrada publicada

Nunca compartiré tu correo con nadie. Podrás darte de baja cuando quieras.

Autor JL

Padre de Anna, bloguero y geek confeso.

Más entradas por JL

Únete a la conversación... 5 comentarios

  • Tita Bianca dice:

    Que grande!!!!
    Seguro que se lo pasaron genial…
    Están preciosas, que ganitas tengo de verlas…ya me queda poquito!

    Besos a los 4

  • nehemias concha dice:

    agrasdesco tu voluntad por mostrarnos tus aprendizajes y avances tengo un varoncito con sd de 5 años 8 meses y va lento pero avansa el es todo mi mundo y decearia que a travez de ti pueda aprender y entenderlo

  • mariona dice:

    que bonicas anna y abril!! cuidaos mucho familia! un besitooooo

  • monica dice:

    ¡fantástico show! ¿no?. JL me hace gracia que no tengas pudor en reconocer que tal vez las niñas eran “la excusa” para volver a sentirte niño de nuevo. ¡es que Barrio Sésamo era mucho BARRIO SÉSAMO!! Ojalá vengan a Madrid, ya estoy la primera en la cola para verles, ( estaa bieeen y llevaré a Luuucas). Por lo del “miedo” de Anna no te apures, ya se le pasará con el tiempo, pero entiendo las ansias que tenéis por llevarla a todas partes a mi me pasa lo mismo, toda experiencia me parece poca para que la viva, y no siempre lo disfrutan igual que nosotros ( me pasó con Lucas y la nieve, yo quería que la tocase, jugase, bebiese, etc, pero él no quería saber nada, ¡además de que pillo un buen constipado!) . Creo que en eso es mejor relajarse un poco, y es que son muy chiquitines aún y tenemos toda una vida por delante para hacerlos disfrutar. Un beso para las gordis que seguro que lo pasaron de cine, y para vosotros que por cómo lo cuentas, supísteis disfrutar de todo, del show y de las niñas.

  • Hola, me encontre con tu blog, y me ha gustado.
    Nosotros somos de Mexico, mi niño Elias, cumple 4 en este mes!
    Anna esta preciosa =) y conocemos una niña que se parece MUCHO a Anna!

    ademas una preguntita, que camara tienen? las fotos estan bellisimas.

    saludos

Responder