No "por los niños"
2 min read

No "por los niños"

Los niños se merecen ver y crecer en un buen matrimonio. ¿Divorciarse es la mejor opción?
No "por los niños"

Hoy me dirijo a todo aquel o aquella que está sopesando la opción de un divorcio a causa de una idea que puede que le esté rondando con mucho peso en la cabeza: el mito de que una buena razón para considerar el divorcio es “por los niños”.

En general esta línea de argumentación discurre de la siguiente manera:

  • Los niños se merecen ver y crecer en un buen matrimonio.
  • Si no estamos en un buen matrimonio, entonces es mejor para ellos que nos divorciemos.

Lo cierto es que si tus hijos están viviendo en una constante zona de guerra, pasarán a estar mejor cuando el conflicto no esté presente, ya sea gracias a una buena terapia de pareja o el divorcio. Pero lo cierto es que cuando uno se pone a investigar acerca de este tipo de incidencia, resulta que las estadísticas y los estudios apuntan a que menos de 1 cada 3 matrimonios en conflicto, se encuentra en esta situación. La mayoría de divorcios ocurren entre matrimonios con un nivel de conflicto bajo o medio. Es por eso que otros estudios apuntan que los hijos tendrán una mejor vida si sus padres se mantienen casados y trabajan entre ellos hasta darles una vida familiar estable.

¿De dónde viene entonces el mito de que debemos modelar un matrimonio feliz y con propósito “por los niños” y si no lo tenemos entonces divorcionarnos? El híperindividualismo que reina campante en nuestra sociedad lleva a que todos hayamos en algún momento u otro escuchado la siguiente afirmación:

  • Si no soy feliz, merezco hacer lo que sea para encontrar la felicidad, incluso si eso implica que mis hijos van a perder el vivir días de su infancia con su madre/padre y partir su vida entre dos casas con todo lo que ello conlleva.

Lo cierto es que un matrimonio saludable es un lugar genial en el que los hijos crecer, pero el divorcio y posiblemente volver a casarte con alguien, no suele hacer que las cosas mejoren para los hijos. Normalmente hace que sean peores. Y es que la mayoría de niños quieren, aunque no lo manifiesten ni lo verbalicen, que sus padres se reconcilien hasta el punto que algunos pueden requerir de ayuda profesional para llegar a entender que esto no va a ocurrir.

¿Qué necesitan entonces los hijos si no es padres felizmente casados? Necesitan estabilidad, con ambos progenitores en sus vidas cada día de su infancia y adolescencia. Un padre y una madre que les quieran incondicionalmente. Necesitan conversaciones adecuadas a cada edad sobre lo difícil que son las relaciones. Necesitan entender que mamá o papá en algunos momentos estarán tristes. Que mamá o papá pueden necesitar espacio. Necesitan entender que sus padres no se van a llevar siempre bien. Que no necesitan llevarse siempre bien. Que entiendan que basta con que se lleven, lo suficientemente bien.

Muchos matrimonios pasan por momentos difíciles y baches que parecen difíciles de salvar. A veces este periodo puede durar años. Si es tu caso, te animo a buscar ayuda y a arremangarte. A despojarte del orgullo. A cargarte de humildad. A volver a construir juntos. A acudir a un profesional. A enviar a tu mujer o marido el enlace a este artículo. Si lográis reencontraros, haréis que la vida de vuestros hijos sea mucho más feliz y mucho mejor... que si decides divorciarte.

Es posible que haya serias razones por las cuales estén considerando un divorcio pero por favor, abandona el mito de que tus hijos necesitan un modelo feliz de matrimonio, más que la estabilidad familiar de vivir cada día con las dos personas que más quieren en el mundo.